lunes, 6 de abril de 2020

¿Se puede comer plátanos durante la lactancia?

La lactancia materna es la principal fuente de alimento para el bebé, al menos en los primeros seis meses de vida. Si no hay una recomendación del médico, que llame la atención sobre el uso de leche en polvo, entonces la lactancia materna es la única fuente de alimento hasta la edad de la diversificación, y después de la diversificación es la "forma" básica.

Los beneficios de la lactancia materna:
Sin embargo, la lactancia materna no es solo comida. La lactancia materna es comodidad, aliento y amor, todo en un solo lugar en una leche que alivia el hambre y la sed. La lactancia materna ayuda en el período de cólico, durante la aparición de los dientes o cuando el niño necesita aliento y amor.

Debido a que la lactancia materna es tan importante, las madres desean proporcionar a sus hijos los mejores nutrientes a través de la leche, para lo cual la nutrición de las madres frescas es un elemento clave. Debido a que parte de los alimentos consumidos por la madre entran en la leche, a menudo se discute sobre el mantenimiento de una dieta para que el bebé reciba todo lo mejor. Para amamantar fácilmente por la noche, use pijamas y almohadas para amamantar.

Plátanos y lactancia:
El principal problema cuando se habla de la dieta de la madre, es en realidad la aparición de cólicos en los bebés. Por esta razón, las madres ya casi no tienen un menú normal, por temor a no dañar al bebé debido a los alimentos transmitidos a través de la leche. A veces, las sospechas se ciernen incluso sobre los productos más inofensivos, como los plátanos, las comidas, que realmente llegan a un acuerdo con la dieta o la dieta.

Entonces la pregunta es: ¿se pueden comer plátanos durante la lactancia?: Por supuesto, puedes comer plátanos mientras amamantas. De hecho, la leche está hecha de sangre y solo una pequeña parte de los alimentos llega a la leche del bebé. Teóricamente, durante la lactancia, puede consumir cualquier cosa, en cantidades moderadas, incluso plátanos, porque una madre fresca necesitará más nutrientes antes de poder cuidar al bebé.

Si bien se recomienda evitar alimentos como: frijoles, guisantes, repollo o brócoli, al menos durante el período anterior a la diversificación del bebé, los plátanos se pueden consumir sin preocupación, ya que su ingesta de vitaminas es necesaria tanto para la madre como para el bebé.



Las ventajas de comer plátanos durante la lactancia: 
- Energía continua: Una madre necesitará toda la energía, especialmente si no es su primer bebé. Aun así, un niño puede ser bastante exigente además de los asuntos domésticos y la socialización. El consumo de plátanos durante la lactancia puede aumentar considerablemente el nivel de energía, y esto ocurre naturalmente, sin suplementos ni medicamentos.

- Ingesta natural de potasio: el nacimiento, independientemente de su tipo, conlleva ciertas deficiencias en el cuerpo de una mujer. Para llenar estas deficiencias, los plátanos son muy adecuados. Consumidos especialmente en la mañana, se asimilan rápidamente, ofreciendo un bienestar y un equilibrio a nivel de vitaminas.

- Un sabor delicioso: los plátanos se pueden consumir como tales o en combinación con otras frutas. El plátano es una fruta satisfactoria, por lo que puede ser tanto un aperitivo como un desayuno. El sabor inconfundible hace que los plátanos sean apreciados por muchas personas, y las combinaciones son ilimitadas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario